miércoles, 17 de febrero de 2010

Acuerdo Escolar de Convivencia

Última actualización para el Centenario de nuestro colegio.

OBJETIVOS

La posibilidad de ir construyendo cada día una sociedad mejor se vincula fuertemente con las prácticas escolares. La formación de ciudadanos responsables, participativos y críticos es una de las funciones esenciales de la escuela y está en la base de la consolidación del sistema democrático de nuestro país. Es, asimismo, un pilar fundamental del sistema educativo de los Colegios Salesianos que buscan lograr de sus alumnos “buenos cristianos y honestos ciudadanos.”


La promoción de la solidaridad, la paz, la justicia, la responsabilidad individual y social y la defensa de los derechos humanos, constituyen compromisos que los alumnos deben asumir crecientemente junto con los docentes, como plataforma para la construcción de una personalidad que refleje los valores evangélicos en su accionar cotidiano.

Por consiguiente, serán objetivos del Acuerdo Escolar de Convivencia del Instituto Padre Juan Muzio:


 Promover conductas respetuosas hacia el conjunto de actores del proceso educativo de acuerdo con las responsabilidades que se desprenden de los diferentes roles que deben desempeñar.

 Favorecer la búsqueda permanente de instancias de diálogo, negociación, mediación y otras alternativas, considerando que todos los actores de la comunidad son iguales en dignidad y derechos.


 Promover el reconocimiento de los conflictos como situaciones inherentes a la interacción de las personas, renunciando a la intención de soslayarlos, tendiendo a encontrar alternativas que intenten transformar la solución de los conflictos en actos educativos.

 Promover actitudes de cuidado y respeto hacia el patrimonio escolar y hacia cada uno de los integrantes de la Comunidad Educativa.

 Instalar la noción de acuerdo y el compromiso como base de la convivencia y la responsabilidad compartida para su logro.



 Procurar que los procesos de construcción e internalización de las normas escolares se conviertan en instrumento privilegiado para la reflexión sobre la ética de la responsabilidad ciudadana, vinculando permanentemente los criterios de convivencia escolar democráticos con los sistemas de normas y valores que imperan en la sociedad.



 Promover prácticas generadoras de vida, previniendo y desalentando las conductas que atentan contra el bienestar físico y mental de las personas como las vinculadas con el alcohol, el tabaco y la droga.



ASPECTOS INSTITUCIONALES


Artículo 1


La misión educativo pastoral de la escuela salesiana requiere la construcción de una comunidad educativa caracterizada por el ambiente de familia, la participación y corresponsabilidad de sus miembros, la apertura y el diálogo con el medio socio cultural circundante, la inserción en la iglesia local.


La acción educativa encuentra en los valores del Evangelio el fundamento para la maduración de la libertad y de la responsabilidad, el eje en la búsqueda de identidad y sentido, una guía iluminadora para la formación de la conciencia moral, un modelo para la autenticidad del amor y una motivación trascendente para la dimensión social de la caridad.


Artículo 2


Al ingresar al Instituto Padre Juan Muzio, familias, alumnos, personal docente y no docente aceptarán la orientación cristiana del mismo aunque no participen de la misma fe, permaneciendo abiertos a su propuesta educativa y cumplimentando en forma coherente lo firmado en el acta de compromiso, en el caso de las familias.


Esto significará, para los alumnos, el estricto cumplimiento de las tareas asignadas en el espacio curricular “Cosmovisión Cristiana” que, como asignatura, integra el proyecto curricular de la institución.


Por consiguiente, si se da el caso de que algún alumno apruebe el curso, pero lleve como pendiente dicho espacio, como resultado exclusivo de su desinterés, la Coordinación de Pastoral establecerá un diálogo con la familia buscando nuevas alternativas que modifiquen tal situación. De no lograr resultados, el Equipo de Gestión-Animación revisará su solicitud de reinscripción, pudiendo denegarla.


De la misma manera, si se verifica acabadamente que cualquier integrante del personal del Colegio, con sus palabras o actitudes, se manifiesta abiertamente opuesto a la orientación confesional del mismo, el Representante Legal de la Institución Salesiana podrá solicitarle la renuncia.


Artículo 3


Todo el que ingrese a formar parte de la comunidad educativa del Instituto Padre Juan Muzio se interiorizará y prestará conformidad a lo dispuesto en la Propuesta Educativa para los Colegios Salesianos y en este Acuerdo Escolar de Convivencia, proveyéndose de un ejemplar de cada uno.

Artículo 4


Los miembros de la comunidad educativa fomentarán el desarrollo de una actitud positiva, de apertura y de buena voluntad frente al proceso educativo; valorarán la amistad y el diálogo entre sí y guardarán las formas de cortesía con un sentido de caridad hacia el prójimo.


Asimismo, tendrán derecho a exponer con libertad sus dudas, preocupaciones, dificultades y opiniones ante quienes corresponda y a efectuar reclamos en aquellas situaciones en que lo consideren necesario.


Los mismos deberán ser hechos por escrito y firmados, debiendo los receptores de dichos reclamos, comprobar su veracidad y cuidar que no se generen represalias, sino que se aplique lo establecido en el primer párrafo de este artículo.


Artículo 5


La oposición expresa a la orientación religiosa del Colegio, la reiterada acumulación de sanciones disciplinarias, la continua indiferencia ante las actividades de la comunidad educativa y el manifiesto desinterés por las tareas escolares condicionarán la permanencia de un alumno en la institución.


Será facultad exclusiva del Equipo de Gestión-Animación el determinar la continuidad de un alumno o no en el Colegio.

Artículo 6


La asistencia diaria a clases es un hábito que no sólo facilita los aprendizajes sino que, además, fomenta las actitudes responsables ante las propias obligaciones y colabora en el fortalecimiento de las relaciones interpersonales y la capacidad de adaptación para la diversidad.


No obstante y ante eventuales inasistencias, se seguirá el régimen vigente en el ámbito oficial. El mismo estará incorporado como anexo en la parte final de este Acuerdo para su conocimiento por parte de padres y alumnos.


Se detallan, a continuación, aspectos particulares del Instituto Padre Juan Muzio:


 ingreso luego de las 7.25: se permanece en hall de entrada hasta su autorización para el ingreso.


 luego de la primera hora de clase sólo se podrá ingresar si se es portador de una nota explicativa de los padres/tutores justificando el retardo. Excepcionalmente se ampliará el plazo a 24 hs.


 aplicación de faltas: hasta las 8.10 corresponde ¼ de falta; hasta las 9.40, 1/2ª. falta; luego, falta completa.


 nadie se puede retirar en el caso de haber una evaluación anunciada con anterioridad, salvo evidentes muestras de problemas de salud


 a quienes se retiren del Colegio por razones particulares o de salud se les computará inasistencia completa si es antes de las 10.00 y media si es con posterioridad a esa hora


 superado el margen del 20% de inasistencias sobre el total de días de clases efectivos, permitido por la reglamentación oficial, el Equipo de Gestión-Animación podrá ampliar dicho porcentaje si es que se cuenta con el 85% de las faltas avalado con certificados médicos.


Artículo 7


Con la vestimenta se ayuda a que la escuela sea un lugar que, a su propia finalidad de enseñar y aprender, le agregue el hábito del respeto por los ámbitos de trabajo . Se evitarán, por tanto, formas de vestir que dificulten la concentración en la tarea.


En el marco de las normas vigentes en la provincia, el Instituto Padre Juan Muzio especifica algunas orientaciones al respecto:


VARONES:


• saco o campera o remera no musculosa, deportiva, sin inscripciones o dibujos moralmente ofensivos


• camisa con corbata o, en su defecto, remera bajo la camisa


• pantalones comunes largos y sin roturas, con flecos discretos si se desea


• zapatos, zapatillas o alpargatas en buen estado


• equipo habitual para Educación Física. Puede usarse remera musculosa


• cabello limpio, que no afecte a la visión y, si se tiñe, con tonos naturales y no llamativos


• uso discreto de anillos, colgantes y aros


• no se puede tener la cabeza cubierta en los espacios y momentos formales de la actividad escolar (clases, formaciones, actos, etc.)


• presentación higiénica y decorosa en general



MUJERES:


• uso opcional de guardapolvo o pantalón jean/jogging con remera/buzo del Colegio


• si se opta por el guardapolvo: pollera hasta la rodilla, jogging o pantalones largos, comunes, sin roturas y flecos discretos si se desea


• no calzas o fusó


• zapatos sin tacos, zapatillas o alpargatas en buen estado


• equipo habitual para Educación Física. Si se prefiere pantalón corto, deberá ser discreto. Se pueden usar remeras musculosas, calzas o fusó


• maquillaje discreto; lo mismo con respecto al uso de colgantes, anillos y aros


• cabello limpio, que no afecte a la visión y, si se tiñe, con tonos naturales y no llamativos


• presentación higiénica y decorosa en general






No está permitido el uso de remeras de egresados con leyendas o dibujos moralmente ofensivos o alusivos, en forma explícita o indirecta, a sexo, alcohol, tabaco o droga.

Artículo 8


La concurrencia de los padres a las reuniones generales reviste particular importancia por ser momentos fuertes que marcan la respuesta del hogar al proyecto educativo del Colegio.


Los padres o tutores se comprometen a participar de las reuniones a las que se los convoque, ya sean de índole general (ej.: entrega de Boletines) como en situaciones particulares, cuando se los cite para analizar la conducta y aplicación de sus hijos.


En caso de no poder concurrir por razones de fuerza mayor, justificarán personalmente o por nota y se acordarán nuevos plazos, vencidos los cuales no se permitirá el ingreso del alumno al establecimiento.


Las inasistencias reiteradas por parte de alguna familia a estos encuentros motivarán que el Equipo de Gestión-Animación analice a fin de año la conveniencia de otorgar o no la reinscripción a su/s hijo/s.


Artículo 9


Los padres recibirán al iniciarse el año escolar el horario de atención de los docentes y se esforzarán en respetarlo para no alterar el normal funcionamiento de las clases.


El mismo les servirá para solicitar toda información pertinente sobre el desempeño de sus hijos en el Colegio.

Artículo 10


Una vez iniciada la actividad escolar, los alumnos podrán abandonar el Colegio sólo si sus padres o tutores vienen a retirarlos personalmente. El Colegio conservará un registro rubricado por los padres/tutores en el que se asentarán estas situaciones.


La Institución Salesiana sólo reconoce la función tutorial a los mayores de edad (21 años).


Fundamenta esta medida la responsabilidad que el Colegio asume ante los padres desde el momento en que sus hijos ingresan al establecimiento y que finaliza con el estricto cumplimiento del horario escolar.


Cuando algún curso salga del Colegio para realizar visitas o trabajos de campo siempre lo hará acompañado por un docente.


Lo mismo cuando se viaje en representación del Colegio, contándose en todos los casos, con la autorización escrita de los padres como requisito indispensable.


Artículo 11


El Cuaderno de Comunicados es el vehículo habitual para la comunicación entre el Colegio y las familias.


Por consiguiente, deberá mantenérselo en buenas condiciones y no podrá ser usado para otros fines, arrancarle hojas o agregarle escritos y dibujos ajenos a sus funciones.


Su extravío, en caso de llevar notas disciplinares, será pasible de sanciones.

Artículo 12


El plazo para la devolución del Cuaderno de Comunicados y de todo tipo de documentación enviada por el Colegio, será de 48 hs. hábiles.


Quien no respete esta disposición no podrá ingresar a clases al tercer día, permaneciendo en el hall de entrada para efectuar una llamada telefónica a sus padres/tutores; luego permanecerá en la Biblioteca hasta que se efectivice la entrega de la documentación adeudada, aplicándosele la inasistencia que corresponda, según el régimen vigente.


Artículo 13


El fumar es un hábito que afecta a la salud y es un buen ejemplo para los alumnos que padres y docentes no lo hagan.


Por consiguiente, no está permitido fumar dentro del Colegio ni en la zona aledaña a la puerta de ingreso. Quienes no respeten esto serán pasibles de las sanciones previstas en este Acuerdo.

Artículo 14


Los elementos tecnológicos que la cultura moderna incorpora a los hábitos de vida ingresan también a la escuela y requieren un uso adecuado de los mismos para no interferir en sus procesos.


Particularmente, las situaciones irregulares que plantearía el uso irrestricto de teléfonos celulares en el Colegio, hacen que sólo se permita su utilización durante los recreos y horas libres, debiendo apagarse al iniciar una actividad escolar en cualquier ámbito. A quienes no respeten esta disposición se les retendrá el teléfono hasta que sus padres vengan a retirarlo. Los mensajes que, eventualmente, los padres deseen transmitir a sus hijos en los momentos en que sus teléfonos estén apagados se canalizarán a través de la Portería o las respectivas preceptorías. Los docentes, asimismo, se asegurarán de que sus teléfonos permanezcan apagados durante el desarrollo de sus clases.


Esta modalidad de uso de los celulares se implementará “ad experimentum” durante el resto del año en curso.


Artículo 15


Los integrantes de la Comunidad Educativa guardarán una actitud respetuosa hacia los símbolos patrios en los actos escolares, como así también durante las celebraciones religiosas.


Los alumnos que hayan sido designados por la Comunidad Educativa del Colegio para representarlo en los actos, portando y escoltando la Bandera Nacional, de la Provincia y del Instituto, deberán presentarse con una vestimenta y guardar una actitud acorde con las circunstancias y con el honor que significa ser portador de un símbolo patrio.


En el caso de las alumnas, deberán llevar guardapolvo blanco, con un largo adecuado; zapatos de taco discreto o zapatillas. Sin maquillaje y cabellos con peinados acordes con las circunstancias.


Para los alumnos: pantalones sin desflecar y en buenas condiciones; camisa y corbata o remera tipo chomba, sin escrituras; pullover escote “V” o campera; zapatillas o zapatos y peinados como corresponde.


Masticar chicles no se condice con el honor de portar o escoltar la enseña patria. De la misma manera, las sanciones disciplinarias pueden hacer perder este privilegio.


Artículo 16


Toda inasistencia a clase debe ser debidamente justificada por los padres o tutores, cuyas firmas estarán registradas en el Cuaderno de Comunicados.


Dicha justificación, para ser tenida en cuenta, deberá ser presentada dentro de las 48 hs. de reintegrado el alumno al Colegio.


Para los alumnos del último curso se propone que puedan permanecer en la Biblioteca realizando actividades relativas a sus espacios curriculares, durante las horas de clase que decidan.


En todos los casos deberán avisar al profesor respectivo y a su preceptor para que les sea computada la inasistencia correspondiente (1/4 por hora cátedra), que quedará justificada por el sistema y asumiendo la consecuencia que, para una evaluación procesual, esta decisión implique.


Quienes no utilicen su tiempo en las formas previstas perderán este derecho.

Artículo 17


Las Jornadas de Convivencias por cursos se consideran momentos fuertes del Proyecto Educativo Salesiano. Por consiguiente, tanto la Rectoría como la Vicedirección solicitarán las debidas justificaciones a las familias cuyos hijos no participen de las mismas.

Artículo 18


Las evaluaciones son momentos claves del proceso de enseñanza-aprendizaje. La no presentación deberá responder a motivos sumamente importantes.


Por consiguiente, la ausencia a una evaluación anunciada, deberá ser comunicada en el mismo día por parte de los padres o tutores, ya sea en forma personal o telefónica.


Al reintegrarse al Colegio, el alumno deberá portar el correspondiente justificativo de los padres o certificado médico en caso de haber sido enfermedad, dentro de los plazos previstos.


Artículo 19


Si las ausencias en un curso llegan a superar el treinta por ciento de la totalidad del alumnado, la Rectoría/Vicedirección podrán exigir obligatoriamente el justificativo a todos aquellos que hubieren faltado, cuando se reintegren al establecimiento.


Artículo 20


Las horas libres serán ofrecidas para ser cubiertas por los docentes del Colegio, que deberán esmerarse para que resulten de utilidad. En lo posible, se avisará con tiempo a los alumnos para que puedan venir preparados.


En caso de no poder ser cubiertas, serán utilizadas para el estudio, trabajos comunitarios o la práctica de algún juego o deporte, incluso si son las primeras del día.


Los alumnos se podrán retirar a sus hogares antes del horario normal sólo en el caso de que sus padres estén avisados con anticipación.

Artículo 21


Los alumnos que cursan inglés en institutos particulares podrán utilizar esas horas en actividades relacionadas con dicha disciplina o en un proyecto educativo.


La Rectoría y la Vicedirección reglamentarán la experiencia y tendrán en cuenta las posibilidades con que se cuente para sostenerla.


Artículo 22


Dado que la Institución Salesiana y su compañía de seguros prohíben respaldar los viajes de egresados y el uso del nombre del Colegio para tales eventos, su realización correrá por cuenta y riesgo de las familias cuyos hijos participen de los mismos.


No obstante, las expresiones ofensivas hacia cualquier integrante del cuerpo docente o hacia el Colegio, vertidas durante dicho viaje, serán motivo de análisis por parte del Equipo de Gestión-Animación o del Consejo de Convivencia y pasibles de una sanción.


De acuerdo con la normativa vigente en el ámbito oficial, no están autorizados los viajes de egresados durante el período de clases. Por consiguiente, de plantearse esta situación, las inasistencias en que incurrieren los alumnos serán consideradas injustificadas y correrá por su cuenta el ponerse al día en los contenidos desarrollados por los docentes, como asimismo, asumir las calificaciones en caso de ausencias a evaluaciones.

Artículo 23


Representar al Colegio en competencia y eventos interescolares, de cualquier índole que sea, debe ser considerado un honor por parte de los alumnos.


Por consiguiente, los equipos representativos del Colegio deberán estar integrados por alumnos que no merezcan objeciones en cuanto a su respeto por las normas de convivencia y en lo relativo a su rendimiento en los espacios curriculares.


Corresponderá al Equipo de Gestión-Animación reglamentar lo establecido en el párrafo anterior.


Artículo 24


La culminación del ciclo lectivo es un motivo de sana alegría para los alumnos, particularmente los del último curso, y es propio de su edad el querer exteriorizarla ante la Comunidad Educativa.


Por eso es que se consensuarán entre ellos y el Equipo de Gestión-Animación las manifestaciones festivas para el último día de clases.


Se descartarán todas aquellas que impliquen agresión hacia el Colegio y su personal, deterioro de su patrimonio, vuelta olímpica por el interior del mismo y las que afecten al vecindario circundante, dado que ello implicará su análisis por el Consejo de Convivencia y la toma de medidas disciplinarias que podrán alcanzar el máximo de gravedad previsto en este Acuerdo.

Artículo 25


El Acuerdo Escolar de Convivencia será revisado y reformado cada tres años por representantes de los diversos estamentos de la Comunidad Educativa, en base a propuestas que se presentarán en momentos establecidos para ello.


Artículo 26


Las nuevas situaciones que puedan plantearse y no estén previstas en este Acuerdo Escolar de Convivencia serán resueltas por el Equipo de Gestión-Animación, hasta tanto sean incorporadas al mismo en su período ordinario de revisión.


En caso de ser necesario se convocará a una Asamblea Extraordinaria para realizar cambios.



RELACIONES INTERPERSONALES


Artículo 27


Docentes y alumnos mantendrán un trato de mutuo respeto propio de quienes han hecho de su profesión una vocación de servicio, con las características del Sistema Educativo de Don Bosco, y de quienes deben comprender que, para educarse, deberán comenzar por la práctica de las virtudes humanas.


Esto motivará a los educadores para una permanente actualización en el ámbito de sus disciplinas, para ganarse el respeto de sus educandos merced a la práctica de un trato afable, la apertura al diálogo, la fundamentación de sus calificaciones, el reconocimiento de sus horarios de recreación, etc.


Por su parte, los alumnos mantendrán una contracción al trabajo escolar que los haga merecedores de su promoción, no sólo por su bagaje de conocimientos sino también por sus actitudes de crecimiento hacia la madurez humana.


Consecuentemente, en este caminar juntos de docentes y alumnos, con el respaldo de las familias, se favorecerá la creación de periódicos espacios de reflexión que, de acuerdo con las necesidades y circunstancias, permitirán el intercambio de opiniones entre los diversos estamentos de la Comunidad Educativa acerca de temas de su preocupación.


Dichos espacios se concretarán dentro del horario escolar, una vez por trimestre, en cada curso. Podrán abarcar, como máximo, un módulo de ochenta minutos y, si la complejidad del caso lo requiere, se prolongarán en horario extraescolar. Podrá utilizarse como orientación un cuestionario-guía elaborado por los representantes de los estamentos de la Comunidad Educativa.

Artículo 28


Al iniciar el año escolar los docentes expondrán a sus alumnos los contenidos de sus disciplinas y la respectiva bibliografía. Salvando la autoridad que el cargo y la capacitación específica les otorga, consensuarán con sus alumnos los criterios de evaluación a utilizar, en pos de una participación conciente en sus procesos formativos. También fundamentarán las calificaciones que periódicamente les impongan y procurarán dar a conocer, no más allá de los diez días hábiles, los resultados de las evaluaciones.


El R.O.E. (Registro Organizado de Evidencias), cuyo uso obligatorio ha sido establecido institucionalmente, podrá ser solicitado por los padres en sus entrevistas con los docentes. Los mismos alumnos, en forma consensuada con sus profesores, podrán tener acceso al mismo para interiorizarse de su situación.


Artículo 29


Los alumnos del nivel Secundario podrán concurrir al Colegio a contraturno para realizar reuniones, actividades escolares o recreativas, sacar fotocopias; pero siempre guardarán un especial respeto por lo ámbitos y horarios en los que desarrollen sus actividades los niveles Inicial y Primario.


La Biblioteca y la Sala de Computación son ámbitos de estudio y de trabajo comunitario. Es así que requieren de un clima que acompañe dicha finalidad. Por consiguiente se deberá ingresar a las mismas vestido decorosamente y las tareas grupales deberán realizarse en un tono de voz moderado.


El reglamento de la Biblioteca preverá su régimen de préstamo de libros y de sanciones para quienes no lo respeten.

Artículo 30


Serán pasibles de las sanciones que correspondan, según el procedimiento disciplinario del Colegio, las siguientes situaciones:


• promover o participar en agresiones verbales y físicas


• comportamiento inadecuado en los ámbitos dedicados al estudio y/o al trabajo relativo a las asignaturas (clases, biblioteca, laboratorio, talleres, etc.). Lo mismo para los espacios dedicados a la recreación, campamentos y convivencias.


• expresiones y actitudes irrespetuosas hacia docentes, preceptores, alumnos y personal del Colegio en general


• expresiones vulgares dentro del ámbito escolar


• escupir


• fumar


• sustraer, estropear, destruir elementos pertenecientes a compañeros, personal del Colegio o del mismo Colegio


• arrojar papeles u otros elementos al piso, al patio, por las ventanas, a la calle


• amenazar a los compañeros


• concurrir a clase sin cumplimentar las pautas de presentación personal establecidas en este mismo Acuerdo


• ingresar al Colegio alcoholizado, drogado o portando armas


No se impedirá masticar chicles en clase ni tener pastillas en la boca si se lleva a cabo con moderación y el criterio del docente lo permite. Asimismo, se permitirá tener botellitas con agua en la clase para tomar cuando se sienta la necesidad.

Artículo 31


Los alumnos que sean sorprendidos copiándose en una evaluación, como así también quienes faciliten el material para la copia, o que no concurran con los elementos necesarios para el trabajo áulico recibirán la calificación que el docente considere pertinente. Para el segundo de los supuestos podrá mediar una justificación previa de los alumnos.


Artículo 32


Los alumnos podrán elegir al inicio del año escolar el lugar en el que habrán de sentarse habitualmente. Pero la disposición de bancos y alumnos en las clases será la que mejor permita un aprovechamiento integral de las disciplinas. Por eso se evitarán los amontonamientos o disposiciones irregulares y los preceptores, según pedidos de los docentes o por su propio criterio fundamentado, dispondrán cambios de lugares para los alumnos en función de lo expresado más arriba.

Artículo 33


Las salidas del aula afectan el buen desenvolvimiento de la clase y el aprovechamiento de las materias por parte de los alumnos


Es por eso que se evitará salir para ir a los sanitarios en momentos cercanos a los recreos, para completar trabajos de otras materias, para terminar actividades no finalizadas en casa, sacar fotocopias sin ser encargado.


Si el docente no establece ningún trabajo específico al finalizar una evaluación, los alumnos podrán retirarse a la biblioteca, a la sala de juegos, al patio para hacer deportes o a Internet para realizar algunas de sus tareas escolares contando con la presencia de un docente del área o, incluso, permanecer en las galerías sin producir alboroto.


Los problemas de salud serán comunicados a las preceptorías, desde donde se dispondrán llamados telefónicos a los hogares para que los padres retiren a los alumnos afectados.


Para retirar alumnos de las clases, en ocasión de ensayos para algún acto, los docentes a cargo confeccionarán una planilla “ad hoc”en la que constarán los nombres de los alumnos involucrados y los preceptores la utilizarán para dar aviso a los docentes.


LA DISCIPLINA


Artículo 34


La disciplina tiende a crear un clima que haga posible un trabajo intelectual y formativo. Intenta que los alumnos maduren en la libertad, con un claro sentido de responsabilidad, personal y comunitaria, en el marco de la convivencia.


Se basa en el diálogo abierto y la presencia de los educadores – docentes y preceptores – entre los alumnos, de manera corresponsable.


El alumno debe tomar conciencia de cómo debe actuar de manera autónoma, en base a su compromiso con los valores que el Colegio propone y que va asumiendo personalmente. Los principios y pautas de convivencia expresan las actitudes positivas que hacen al propio crecimiento integral y permiten una mejor relación con los miembros de la comunidad educativa.


Artículo 35


Ante actitudes negativas que afecten la convivencia escolar, podrán ser necesarias ciertas sanciones disciplinarias. Su finalidad, como sostenía Don Bosco, es ante todo preventiva, pero procura también la corrección de errores y son el punto de partida para un cambio en la forma de ser o conducirse en la vida escolar.


La gradualidad en las medidas a tomar se basará en los siguientes pasos:


1.- diálogo personal con el alumno para hacerlo reflexionar sobre su falta


2.- llamado de atención por escrito en el cuaderno de comunicados, haciéndose notar que ya hubo un diálogo previo sin que produjera efecto.


3.- citación a los padres y elaboración de un acta de la entrevista, luego de la tercera nota en el cuaderno


4.- amonestaciones en suspenso


5.- amonestaciones efectivas o suspensión, determinadas por el Consejo de Convivencia


6.- pase a otro colegio por acumulación de 25 amonestaciones efectivas o reiteradas suspensiones


Las respectivas preceptorías llevarán un registro computarizado que refleje la situación de cada alumno con sus antecedentes.


Artículo 36


Ante faltas graves de disciplina o reiterados llamados de atención, el docente retirará del aula al alumno y consignará por escrito la causa que motive la medida, para notificación de los padres.


En determinadas situaciones se podrá ofrecer al alumno que haya incurrido en algún acto de indisciplina, reparar el mismo a través de un trabajo de servicio a la comunidad.


Artículo 37


Aunque no medien antecedentes disciplinares se considerarán faltas graves y serán sometidas al análisis del Consejo de Convivencia:


 falta de respeto a los símbolos patrios o religiosos


 adulteración de documentos escolares y firmas


 agresión física dentro o a la salida del Colegio


 robar


 retirarse del Colegio sin permiso o permanecer en el mismo sin asistir a clase


 expresiones insultantes hacia docentes, personal del Colegio o cualquier otra persona


 introducir o compartir material gráfico o audiovisual opuesto a los principios educativos del Colegio (pornografía, discriminación, racismo, violencia, violación de los derechos humanos, etc.)


 falta grave de respeto hacia otra persona o compañero/a con acciones que afecten su integridad moral o física


 ocasionar daños en bienes personales de docentes, integrantes de la Comunidad Educativa o terceros cercanos al Colegio que involucren la responsabilidad del mismo (Ej.: rayar vehículos)


Artículo 38


Las faltas disciplinarias colectivas se sancionarán con las siguientes alternativas:


 permanecer en el Colegio, después de clases, hasta las 13 horas, previo aviso a las familias, excepto en el caso de hurto o suciedad en el aula de manera que afecte al turno tarde. En estos casos, las familias serán notificadas con posterioridad


 para los que no puedan, por los inconvenientes que acarreen a sus familias, cumplir esta sanción a contraturno


 realizar una tarea de servicio a la comunidad en el momento que se les indique.


La negativa por parte del alumno o de su familia a la realización de dicha tarea implicará una sanción supletoria establecida por el Consejo de Convivencia. Oportunamente, el Equipo de Gestión-Animación evaluará tal actitud del alumno o de su familia por tratarse de un caso de abierta oposición a las normas de este Acuerdo.


Los casos de indisciplina colectiva graves serán puestos a consideración del Consejo de Convivencia.

Artículo 39


Los casos graves de indisciplina y su consecuente sanción, mencionados en el punto 5 del artículo 35, en el artículo 37 y tercer parágrafo del artículo 38, serán resueltos por un Consejo de Convivencia en el que participarán los diversos estamentos de la Comunidad Educativa.


Serán, igualmente, temas de su incumbencia, todas aquellas situaciones que afecten a la sana convivencia de la Comunidad Educativa. Procurará, en estos casos, aportar soluciones que ayuden a superar la instancia de conflicto.


El Consejo de Convivencia estará integrado por el P. Director, el Rector, la Vicedirectora, el Coordinador de Pastoral, un docente orientador del tercer ciclo, tres representantes de los demás docentes, uno de los preceptores, tres de los padres y cuatro de los alumnos.


Cada estamento contará con los suplentes respectivos en caso de ausencia de alguno de los titulares, por dejar de pertenecer a la Comunidad Educativa del Colegio, por renuncia o por estar estos involucrados en el caso a tratar. Se garantizará, en la elección de los suplentes, la conclusión del período establecido para la representatividad de los titulares.


Tanto los representantes de los profesores, como el de los preceptores y los de los padres durarán dos años en su cargo y serán renovados en reuniones, asambleas modificatorias del Acuerdo Escolar de Convivencia o por consultas personales dentro del propio estamento.


Los representantes de los alumnos durarán un año en su cargo, serán elegidos por sus compañeros mediante voto secreto y libre y no deberán registrar antecedentes disciplinarios. Se elegirán dos por el Ciclo Básico y dos por el Ciclo Superior. Sus suplentes garantizarán la conclusión del período establecido para su representatividad. De no presentarse candidatos de los alumnos en uno de los dos niveles, sus puestos serán cubiertos por representantes del otro nivel.


Todos podrán ser reelectos por un único período más.


Serán motivos de separación de su cargo el comentario de lo tratado en las reuniones y que afecte al buen nombre de algún alumno sancionado, como asimismo la mala conducta reiterada en el caso de los alumnos o la abierta oposición a la línea educativa del Colegio en el caso de los padres.


El Consejo de Convivencia será convocado mensualmente por el Rector en sesiones ordinarias, o de forma extraordinaria por pedido de, al menos, ocho de sus integrantes, si las circunstancias lo requieren. El temario será presentado al Rector con el tiempo necesario como para proceder a su convocatoria. De no ser necesario, sólo se reunirá cuando se presenten casos de su competencia.


Durante sus sesiones se labrará un acta, se leerá el informe de la situación a considerar, se escuchará el descargo escrito u oral del alumno involucrado y se tomarán las medidas disciplinarias de conformidad con lo dispuesto en los artículos 35, 37 y 38. Las mismas serán comunicadas a los alumnos involucrados, en forma escrita, por el Rector o la Vicedirectora.






CUIDADO DEL PATRIMONIO ESCOLAR

Artículo 40


El Colegio pone a disposición de docentes y alumnos un importante patrimonio que colabora en el proceso de enseñanza-aprendizaje: libros, computadoras, tizas, grabadores, videos, elementos deportivos, instrumentos musicales, etc.


Aquellos que no den un uso adecuado a estos elementos, estropeándolos, no devolviéndolos, perdiéndolos, tirándolos, sufrirán una sanción económica equivalente al valor del objeto dañado o extraviado. También una sanción disciplinaria en los casos en que se considere necesario.


Para el caso de las tizas, se repondrá una caja de 12 la primera vez y de 144 la segunda y sucesivas.


Para el caso de que no se conozca al autor del daño o extravío de dichos elementos, el grupo o curso se hará cargo de la reposición.


Artículo 41


Cada alumno deberá responsabilizarse de su banco manteniéndolo limpio de rayaduras y grabaciones. De no ser así, asumirá la tarea de su limpieza.


Cuando se desconozca al o los autores de los escritos en los bancos, todo el grupo o curso asumirá la responsabilidad de su limpieza.


Si se puede determinar que el daño fue ocasionado por alumnos de otro turno, se informará a la respectiva Dirección.

Artículo 42


El Colegio no se hace responsable de los robos o daños que sufran los alumnos en sus pertenencias.


Si se conoce al responsable de los mismos, se le hará reintegrar o reponer el bien afectado. En caso de desconocerse, se aplicarán medidas preventivas como, por ejemplo, no permitir la permanencia de los alumnos en los ambientes donde quedan sus pertenencias.


Desde Portería no se permitirá el acceso al Colegio de personas que no puedan acreditar su pertenencia a la Comunidad Educativa del mismo o a actividades relacionadas con la pastoral desarrollada por la Congregación Salesiana.




ANEXO



RÉGIMEN DE ASISTENCIA



Los alumnos deben registrar el 80% de asistencia del total de días de clase efectivamente dictados.


En ningún caso los alumnos que no alcancen los parámetros de asistencia se verán impedidos de asistir a clases.


La inasistencia será justificada por la Institución cuando el alumno presente certificado emitido por un profesional y por razones familiares debidamente fundamentadas; caso contrario, la falta se considerará injustificada.






































































No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada